Archivo de la categoría: Curiosidades

El “fútbol” en Milán, en la época de los duques

Palazzo Borromeo Milán - visitas guiadas milan

Palazzo Borromeo de Milán Foto de Giovanni Dall’Orto – 2005 (Wikipedia)

Como en toda corte de la antigüedad, también en la de la familia Sforza, se llevaban a cabo espectáculos, fiestas y juegos de diferentes géneros. Entre ellos se practicaba un juego con una pelota, o “balla“, cuyo nombre evoca de inmediato a nuestro fútbol. No se jugaba claramente como el fútbol que conocemos, tenía numerosas diferencias y, desde luego, no es una invención de Milán, pero lo que se ha podido documentar es que se practicaba en el Castillo, y no sólo en los patios, como se podría pensar, sino incluso en los salones, que protegían al público y a los nobles jugadores contra los inviernos rigurosos y las húmedas nieblas típicas de la ciudad. No hay que engañarse con el nombre que lleva “la Sala de la Balla”  situada en la  Rocchetta del  Castillo Sforzesco, como se pensó por mucho tiempo – dado su tamaño – que era el lugar donde se jugaba dicho juego. En efecto, otros estudios han demostrado que la sala lúdica se encontraba en uno de los salones  de la parte ducal, la residencia de los duques. Aclarado esto, sería muy bueno  tratar de imaginar cómo este juego debía tener lugar y quien participaba. Y para esto nos ayuda uno de los frescos pintados en una noble casa de Milán, el Palazzo Borromeo. Este ciclo de mediados del siglo XV en que tomó parte el pintor Michelino da Besozzo, muestra una serie de juegos típicos de los círculos nobles de la época (recordamos que la noble familia Borromeo tenía mucha importancia). Entre los frescos lúdicos se destaca el del juego con la pelota. No siendo pintados en el Castillo y no representando a los miembros de la familia ducal Visconti, ni de la familia Sforza, sino que la familia Borromeo, sólo podemos suponer que una escena de este tipo podía desarrollarse también en la residencia de Visconti y de Sforza. Lo que es más notable en esta pintura no es tanto el lugar donde fue ejecutada, ni en cómo era el juego de pelota, más bien el particular de los jugadores, las bellas damas de la nobleza con sus largas faldas. Si en esta época tendríamos que dejar a la posteridad un testigo  del fútbol de nuestro tiempo lo haríamos a través de fotos y vídeos en especial del fútbol masculino, ¿no es así?

El zoológico de Milán

Bombay Milan elefante hembraMilán no se hace faltar nada,  una vez había zoológico, situado dentro del Parque Indro Montanelli que antes del 2002 se conocía como los Jardines Públicos.
Leones, tigres, elefantes, osos, jirafas, focas y otros animales eran las atracciones de miles de niños que iban al parque para deleitarse con ellos.  Había una osa, llamada Olga que era muy hosca y de índole feroz, pero la atracción principal era Bombay, un elefante hembra, famosa equilibrista y artista, a la que le gustaban mucho los manís. Hoy en día (y mejor así), existe sólo el recuerdo en los niños de una vez y pocos restos de las jaulas. Las de los felinos han sido adaptadas al laboratorio Paleolab del Museo de Historia Natural presente también en el parque. En dicho museo es posible ver Bombay disecada.

La urna contra el dolor de cabeza

En el siglo XIII, un predicador dominico llamado Pedro de Verona, se dedicó a la difusión del Evangelio en Italia y, en particular, en el norte y en el centro. Una vez nombrado Inquisidor de Lombardía enfrentó a los heréticos creándose muchos enemigos. Por venganza fue matado con un golpe de una hoz en la cabeza. Fue santificado antes de un año de su muerte (es el santo más rápidamente canonizado) y sus atributos son la palma del martirio y la hoz incrustada en la cabeza.

Un siglo después el obispo de Milán Giovanni Visconti encargó al escultor Giovanni Balduccio realizar una urna de mármol para guardar los despojos del cuerpo del mártir, sin la cabeza, porque la conservaba como reliquia en su casa. Desde ese momento el obispo comenzó a acusar violentas migrañas sin tregua. Cuando se dio cuenta de lo que estaba pasando, ordenó colocar la cabeza del Santo en su urna con el resto del cuerpo y, de inmediato el dolor de cabeza desapareció. Y es a partir de ese momento que San Pedro Mártir se vuelve protector contra las migrañas.

Hoy en día, la urna se encuentra en la Capilla Portinari de la Basílica de San Eustorgio en Milán y el día 29 de Abril, por la fiesta de San Pedro Mártir, los fieles, con sus pañuelos,  tocan la preciosa arca que contiene la urna del santo para evitar el dolor de cabeza durante todo el año.