Metanopoli la ciudad verde

Parque Enrico Mattei - visitas guiadas milanSurge apenas fuera de la ciudad e Milán donde termina el metropolitano amarillo, en la zona sureste, un barrio verde perteneciente a la ciudad de San Donato Milanese, conocido como Metanopoli.

En la cuarta década del siglo XX, se descubre la presencia de yacimientos de gas metano en la zona geográfica conocida como Llanura Padana. Por este motivo Enrico Mattei, un industrial y político  italiano, proveniente de las Marcas (Acqualagna), asienta en 1952 la Dirección General del complejo industrial SNAM (Sociedad Nacional Metanodotti) en San Donato Milanese. Entonces Mattei encarga la construcción de un complejo  a los arquitectos Mario Bacigalupo y Ugo Ratti quienes darán vida a Metanopoli. En consecuencia, nacerá el Crowne Plaza Hotel, los surtidores de gas, los laboratorios de investigación, un área para viviendas, un centro deportivo, la iglesia de Santa Bárbara dedicada a dicha santa como patrona de las actividades de minería, un comedor de la compañía, un jardín de infantes y una escuela elemental para los hijos de los empleados, obreros y jefes.

El primer edificio empresarial del área de Metanopoli, es el “Castillo de Vidrio” de los arquitectos Nizzoli y Olivieri, el segundo y cuarto de los arquitectos Bacigalupo y Ratti, el tercero de Albini, Heg y Piva y el quinto de Gabetti e Isola.

En 1962, Mattei muere por un accidente con su avión privado y,  en 1963, en su memoria el arquitecto Ignazio Gardella se encarga de la construcción de la iglesia de San Enrico.

En la novena década del siglo XX, se desarrollará el barrio “Affari” (Negocios) y el de San Francesco con algunos edificios del famoso arquitecto japonés Kenzo Tange (E-towers, Torres Immet y BMW).

Mattei desde 1953 hasta su muerte es presidente de la sociedad estatal ENI (Ente Nacional Hidrocaburos). Su visión innovadora fue la de englobar bajo una misma aldea, obreros, empleados y jefes, con la idea de ofrecer un área confortable para vivir y trabajar con todas las comodidades (hoteles, viviendas, comedores, escuelas, área deportiva), sin descuidar la parte estética, creando alrededor de cada edificio áreas verdes ricas de vegetación con plantas que ofrecen floraciones en los varios meses del año y coníferas que mantienen el verde durante la estación invernal.

 

Edificio de los Seguros Generales de Milán

Edificio Seguros Generales - Milán - visitas guiadas milanEste edificio histórico de Milán, ubicado en Piazza Cordusio 2, fue erigido entre 1879 y 1901, por voluntad de la Compañía de Seguros Generales Venecia-Trieste, debido al crecimiento de la empresa. El arquitecto encargado fue Luca Beltrami, que junto con los ingenieros Tenenti y Repossi construyeron este inmueble de cinco pisos.

La construcción totalmente de piedra presenta fachada cóncava que armoniza con la plaza en que se orienta y está decorada con relieves. Su característica principal es el remate con cúpula octagonal y linterna y  por delante presenta un relieve del león de San Marcos, símbolo de Venecia y emblema de la empresa. Debajo hay un nicho encuadrado por pilastras. En el nicho, sobre el ventanal, brilla un mosaico con fondo de oro, representando, en estilo floreal, la alegoría de la Seguridad Social realizada siempre por Luca Beltrami. La figura es una mujer con un rojo vestido drapeado que está sentada sobre un trono de piedra y está recogiendo semillas, como símbolo de los seguros.

Si se entra al salón de recibimiento se puede admirar el candelabro de hierro forjado con dieciséis bolas de ópalo blanco que recuerda a un gran panal.

El interior del edificio fue totalmente reestructurado.

Luca Beltrami es un arquitecto que realizó numerosas restauraciones de edificios medievales y renacentistas y en particular la del castillo Sforzesco de Milán entre fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

Piazza Cordusio es una plaza del centro de Milán y su nombre deriva del latín Curio Ducis, es decir el lugar donde se encontraba el tribunal con el que se administraba la justicia.

Bibliografia:

  • Livia Neri – I Palazzi di Milano – Dall’edilizia rinascimentale fino alla creazione dell’architettura del Novencento, arte, storia, aneddoti e curiosità dei grandi edifici della metropoli lombarda – Collana di Storia, arte e folclore- Newton & Compton editori.
  • Vittore Buzzi e Caudio Buzzi – Le vie di Milano – dizionario di toponomastica milanese – Editore Ulrico Hoepli – Milano.

Restos de Reyes Magos en Milán

San Eustorgio - Visitas guiadas MilanEl lugar donde se encuentran los restos de los Reyes Magos es la Basílica de San Eustorgio en Milán. Debajo de este edificio existe una antigua área de cementerio del período romano que se remonta al III-IV siglo d. C, con tumbas cristianas y paganas. Es el Cementerio de los Mártires como había sido llamado por San Ambrosio.

De acuerdo con una antigua tradición el Apóstol Bernabé del siglo I d.C, compañero de San Pablo, considerado el primer Obispo de Milán (no hay documentación al respecto), en este lugar predicó el Evangelio y bautizó a los primeros cristianos de Milán.

Cuenta la tradición que cuando Eustorgio desembarcó en los Abruzos llevaba consigo los despojos mortales de los Reyes Magos transportándolos, a continuación,  en una gigantesca urna arrastrada por bueyes. Al alcanzar la zona de la actual basílica los animales se detuvieron y no quisieron proseguir.

En 1164 cuando Federico Barbarroja saqueó Milán, se robó también los restos mortales de los Reyes Magos, llevándolos a Colonia. Habrá que esperar hasta inicios del siglo XX, a que el Obispo Andrea Carlo Ferrari logre que le devuelvan una pequeña parte de dichos restos, hoy conservados en un arca dentro de la basílica.

Varias restructuraciones llevadas a cabo en el siglo XIII transformaron a fondo el espacio relativo hasta que en el año 1220 ingresaron los monjes dominicos que construyeron su convento al lado de la basílica, cuyas aulas fueron sede universitaria y de la Inquisición.

Es importante recordar al Inquisidor pontificio de Milán, Pedro de Verona, que fue asesinado en 1252 por mano de algunos herejes. Canonizado en poco tiempo, sus restos se encuentran en la Basílica de San Eustorgio, hoy en la Capilla Portinari dentro del Arca de San Pedro Mártir, objeto de veneración.

Con el tiempo los dominicos dejaron el convento porque pasaron al de Santa María de las Gracias donde en su refectorio se encuentra pintada la Última Cena de Leonardo da Vinci.

El convento con el tiempo fue restructurado y convertido en el Museo Diocesano.