La amante del duque

La dama del armiño de Leonardo - La amante del duque

Ludovico el Moro, ambicioso duque de Milán, desde 1494 hasta 1499, se había casado en 1491 con Beatrice d’Este. Pero fue, sin duda, uno al que no le faltaban las amantes. Una amante del duque particular, se llamaba Cecilia Gallerani, era noble, culta e hizo enamorar al duque a tal punto que le regaló un palacio.

 El palacio Carmagnola, ahora es una de las sedes del Piccolo Teatro de Milán, en Via Rovello, 2 (cerca de Via Dante).

Bueno, esta joven había hecho de este edificio un salón para reuniones culturales. En ellas a menudo participaba también Leonardo Da Vinci, junto con otros artistas, poetas y literatos.

Dicen que Cecilia fuese muy guapa y esto es cierto. Basta mirar la famosa pintura «La dama del armiño» de Leonardo. En esta magnifica obra se nota que justamente Cecilia posó para el genial artista, que quiso inmortalizar su belleza por la eternidad.

En 1490 Cecilia ya frecuentaba la corte ducal de Ludovico el Moro porque hay documentos que lo testimonian.


Descripción de la Dama del armiño, la amante del duque

Es un  óleo sobre tabla de Leonardo da Vinci conservada en el Museo Nacional de Cracovia en Polonia.

Leonardo pintó este cuadro en su primera estancia en Milán. Se piensa que esté fechada en 1488.

Representa Cecilia Gallerani, que nació ne Milán en 1473 y entonces tenía 16 años cuando la pintó   el Maestro.

La joven se encuentra representada de tres cuantos, con la actitud de sostener un armiño entre su brazos. Parece que la joven dirige la mirada hacia alguien que está entrando en el cuarto donde Leonardo la está pintando. Lo mismo hace el armiño. 

En el semblante de Cecilia se nota una ligera intención de sonreír. 

Su vestimenta es lujosa, un collar de granate cuelga de su cuello en dos giros (quizás un regalo del duque). Una vincha fina color negro rodea su frente sujetando el velo de la cabeza.

A %d blogueros les gusta esto: