El reloj de sol de la Catedral de Milán

Reloj de sol de la CatedralBajo la dominación austríaca, Lombardía desarrolló un crecimiento económico y cultural debido a la política de reformas realizadas por  María Teresa de Austria y su hijo José. Entre dichas reformas resalta la del tiempo que exigía el ajuste de la hora de la región con la hora transalpina. A tal fin, en 1786, se impuso a los astrónomos del observatorio astronómico de Brera la creación de un reloj de sol en la Catedral de Milán para regular el mediodía solar con el horario, aplicando la máxima precisión. Por eso fue posicionado el orificio gnomónico de un reloj de sol de modo que el rayo proyectado indicase  el mediodía sobre el pavimento interior de la Catedral, alcanzando, a fines y a inicios del año, su pared del lado norte.  En efecto, una barra de latón incrustada en una franja de mármol blanco de casi  0,90 por 20 metros corre a lo largo de las  cinco naves de la Catedral y sube por 2,5 metros  por la pared septentrional. La franja de mármol contiene los signos zodiacales. Sobre la pared norte de la Catedral el reloj lleva el signo de Capricornio.

Por motivos físicos de proyección de la luz,  el orificio gnomónico fue colocado en la primera nave del lado sur  de la Catedral. Las reestructuraciones del pavimento llevaron a ajustes del posicionamiento del orificio gnomónico cuya altura es de casi 24 metros.

Y es así que desde casi 230 años un rayo de sol entra en la Catedral de Milán para indicarnos con precisión el mediodía astronómico.

Gracias por intervenir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s