Archivo de la categoría: Moda

La tienda Borsalino

Tienda Borsalino - visitas guiadas milanDurante unos de mis tours, mientras caminaba con los clientes atravesando la Galería Vittorio Emanuele II de Milán, oí que un turística de habla española decía a la persona que lo acompañaba: “Mira, esta es la verdadera tienda de Borsalino”, fijando la vitrina y observando detenidamente los productos expuestos, es decir, los sombreros.

Los sombreros nos pueden representar reflejando nuestra personalidad; estos no deben endurecernos los rasgos, deben ser cómodos y, sobre todo, deben darnos un toque de elegancia y estilo. Por este motivo quien vende este producto debe ser capaz de aconsejarnos lo más adecuado para nosotros, no sólo por el hecho de vestirlo también porque siendo un producto caro debe valer la pena lo que se paga por él. Estas expectativas las ofrece la tienda Borsalino, sea en el prestigioso establecimiento de la Galería Vittorio Emanuele II 92, como en Corso Venecia 21.

Sus sombreros famosos son conocidos en todo el mundo tanto por sus calidades como también por la película “Borsalino” de 1970 dirigida por Jacques Deray e interpretada por Belmondo y Alain Delon en que estos dos bandidos de Marsella llevaban los famosos sombreros Borsalino. Dichos actores lucían estos sombreros mientras se ocupaban de actividades ilegales como juegos de azar, prostitución, boxeo, carreras de caballos, etc.

El famoso sombrero de nombre “Borsalino”, de fieltro gris o negro, se anuda en su longitud debajo de la corona. En algunos países se conoce como “Fedora”, pero es diferente porque el ancho del ala del Borsalino es menor del ancho del ala del Fedora.

La producción y venta de sombreros de la marca Borsalino nace en 1857, cuando Giuseppe Borsalino, en Alessandria de Piamonte, comienza dicha actividad con un pequeño taller artesanal (hoy en día en Alessandria podemos visitar el Museo del Sombrero Borsalino en la calle Cavour, 84).  Más tarde Giuseppe aumenta la producción adquiriendo nuevas maquinarias y, a continuación, su hijo Teresio, desarrolla esta ocupación llevando la empresa a niveles internacionales.

La empresa Borsalino conquista el mercado extranjero, en particular el británico con su famoso bombín, en pura competición con los bombines de la empresa Battersby Hats de Stockport de 1895.

A principios de los años noventa la Compañía Borsalino es comprada por empresarios de Asti, dándose inicio a un nuevo impulso para la empresa, sobre todo en el campo de la exportación.

A 160 años de su fundación merece recordar que cuando cumplió los 150 años en 2007, fueron lanzados en el mercado dos sombreros con nombres dedicados a los protagonistas de la empresa: “Giuseppe” y “Teresio”.

Hoy en día la tienda Borsalino vende también corbatas de calidad, perfumes, bufandas, cinturas y otros objetos de peletería. Lo que nos recuerda que un pequeño taller artesanal puede transformarse en una industria real.

 

Sushi "in"


armaninobu

Foto tomada por Google Street View

En Milán, ya desde hace años, la cocina japonesa se ha convertido en una tendencia. Los restaurantes japoneses han surgido en todas las partes de la ciudad. Y, por supuesto, alguien como Giorgio Armani que ama la simplicidad y el minimalismo en la arquitectura y la filosofía de los japoneses abrió su personal restaurante japonés. El sushi no es sólo buena comida, es sobre todo una expresión artística y “Nobu” Armani es uno de los mejores lugares para comer sushi. El restaurante, situado en el interior del “Spazio Armani” que es un ambiente repartido en dos pisos: la planta baja donde se encuentra el salón-bar para tomar un aperitivo con sushi y sashimi. Y el piso de arriba donde está el verdadero restaurante. El chef, Nobuyuki Matsuhisa, es estrictamente japonés y es uno de los más famosos del mundo (también es socio de algunas sestrellas de Hollywood). Su cocina “New Style” es de tipo experimental dado que a partir de las recetas japonesas tradicionales las asocia con algunas ideas de otras cocinas, creando así manjares particulares y exclusivos. Entonces el lugar es característico como también la comida y las personas que lo frecuentan. (Parece ser que George Clooney sea un cliente “Nobu” durante su estancia en Milán). Así que, quien quisiera pasar su tiempo en un ambiente “in”, el “Nobu” es un lugar excelente para ir.

The Golden Block, es decir el Cuadrilátero de la Moda

Milán es, sin duda, famosa por la moda. Es la capital indiscutible del prêt-à-porter que atrae cada año a miles de turistas y aficionados que por sus calles pueden satisfacer sus deseos más singulares. En particular, hay un lugar en Milán en el que se encuentran las boutiques de las firmas de moda más importantes del mundo: el Cuadrilátero de la Moda, que es el área entre la Via Montenapoleone (elegantísima calle), Via Manzoni, Via della Spiga y Corso Venecia. Dentro de la zona delimitada por estas cuatro calles hay otras no menos importantes como Borgospesso, Santo Espíritu, Jesús y Sant’Andrea. Estas son algunas de las calles más caras del mundo y son las zonas más fascinantes de la ciudad. Y he aquí la boutique de Versace, la tienda de Louis Vuitton, la insigna de Gucci y, por su puesto el “Spazio Armani”. Via Montenapoleone consta de 180 escaparates por los que los comerciantes se han reunido en una asociación, sin contar que esta calle tiene una emisora de radio propia, una película y una canción dedicada a ella. Así que, para un enfoque de 360 ° sobre la moda, si pasan por estos lugares no se pierdan esta zona, no se van a decepcionar. Sugerencia: vayan a la Confitería Cova, es preciso. En primer lugar porque es un lugar histórico – Hemingway la menciona en “Adiós a las armas” – en el que se reunía el poeta y escritor Gabriele D’Annunzio y, aún hoy, es un lugar que muchas celebridades pueden frecuentar, mientras Usted degusta un delicioso café.