Archivo de la categoría: Galería Vittorio Emanuele II

Galería Vittorio Emanuele II una belleza con un halo funesto

galeria-vittorio-emanuele-ii - visitas guiadas milanEs un monumento del siglo XIX  extraordinario, una simbiosis entre arquitectura y tecnología.  Es un paso y un paseo al mismo tiempo, una sala de estar, que conecta la Plaza de la Catedral con la Plaza de La Scala; engloba tiendas de lujo, historias y anécdotas de la vida cotidiana, al inicio fatal.

Diseñada por el arquitecto Giuseppe Mengoni,  la primera piedra fue posicionada justo en el centro del octágono central de la galería, después que en las semanas precedentes se limpiaron los escombros causados por las demoliciones llevadas a cabo en ese lugar. Más de mil trabajadores fueron empleados para construirla, desde simples peones hasta los más hábiles decoradores .

Las tiendas alquilaban y alquilan los locales que pertenecen al Ayuntamiento de Milán, que en el siglo XIX había decidido facilitar la locación a quien hubiera traído cultura en Galería, por ejemplo, las librerías pagaban menos proporcionalmente a los metros cuadrados, respecto a las otras tiendas comerciales.

Pero el final es triste, Mengoni cuando todo estaba listo para su inauguración (aunque si el monumento no estaba totalmente acabado), el 30 de diciembre de 1877, decide controlar su creación por última vez, y se sube hasta la altilla que se encontraba a 20 metros de altura. Mengoni pierde el equilibrio y se estrella contra el suelo, muriendo al instante. Más de cuatro mil milaneses asisten al funeral del arquitecto; pero la tragedia no termina con esta desgracia, en efecto, el 9 de enero de 1878 (apenas diez días más tarde) muere el rey Vittorio Emanuele II,  a quien había sido dedicada la Galería.

El Restaurante Savini

Restaurante Savini - visitas guiadas milanSi se desea pasar un momento ameno, en una atmósfera de antaño y de buen gusto, saboreando los platos típicos de Milán, como el arroz con azafrán y la “cotoletta” (chuleta empanada), es preciso acomodarse en le Restaurante Savini, presente en la Galería Vittorio Emanuele II, justo en el cruce de sus brazos, al lado del tienda de Louis Vuitton.
Su historia se remonta a la fecha de inauguración de la Galería en 1867. Partiendo como una cervecería se transforma en un restaurante de calidad y de fama. Era muy frecuentado por intelectuales y políticos que cuando pasaban por Milán seguramente se detenían a comer en este célebre local. Hoy en día no es sólo restaurante, alberga tres realidades: SAVINI CAFFE’ (Savini Cafetería), SAVINI RISTORANTE (Savini Restaurante) y SAVINI GUSTO (degustación y productos) para ofrecer al paladar del cliente una experiencia completa.

Campari Soda

Campari Soda

Famosa botella de Campari Soda de Fortunato Depero. Foto di Justine (de Wikipedia)

La empresa Campari fue fundada en 1860 por voluntad de Gaspare Campari y es famosa en todo el mundo. La receta de Campari es muy secreta. Como todos saben es una bebida amarga y alcohólica de color rojo rubí que aún hoy sigue siendo la original y tiene 150 años. La empresa Campari siempre se ha destacado, sobre todo, en lo que respecta a la publicidad. En 1880 lanza el primer anuncio de la marca Campari en el períodico “Corriere della Sera”. La genialidad de Campari fue dar mucha importancia por primero, a la relación entre la marca y diseñador y luego, a la de publicidad y arte. Importantes diseñadores han realizado carteles de publicidad de la empresa Campari – cabe recordar a los de G.Mora y a los de M. Dudovich – y las botellas de bebidas, tales como el famoso frasquito a forma cónica y futurista, de F. Depero. Más tarde, con el avance de los medios de comunicación modernos, las campañas de publicidad de Campari aterrizarán en las pantallas televisivas y se llevarána cabo los anuncios de diferentes bebidas y cócteles de la empresa. Hoy en día es uno de los aperitivos más tomados, en el mundo, para crear los cócteles. Esencial para su éxito fue la idea de ofrecer una copa de sabor amargo que debíatomarse antes de comer y no después como un digestivo. Esto ha creado una costumbre que por primero conquistó a la gente de Milán y luego al mundo, es decir, “reunirse para tomar un aperitivo”. En efecto, Milán estaba lleno de cafés y justo aquellos como los nuestros actuales, eran lugares para beber. La gente amaba la buena vida y se reunía en ellos para encontrarse con amigos y conocidos y tener una charla mientras tomaba un “Campari” o un cóctel hecho con esta “mágica” bebida. Nació entonces lo que hoy llamamos el “Happy Hour”. Cuando decimos que una idea se convierte en una tradición.

Curiosidades
–El primer local Campari lo abrió Gaspare Campari en la centralísima Galleria Vittorio Emanuele.
–En el Cementerio Monumental de Milán está la Tumba de la familia Campari, edículo que representa una magnífica “Última Cena” del artista Giannino Castiglioni.