La piel desollada de San Bartolomé

Estatua San Bartolomeo Milán

Foto YORUNO (Wikipedia)

Dentro de la Catedral de Milán, en el transepto sur, cerca del altar de Santa Inés, es imposible no darse cuenta de la inquietante estatua de San Bartolomé Apóstol, que observa a los visitantes y a los fieles, mostrando la anatomía de su cuerpo descarnado, cómo la tradición hagiográfica lo establece (Isidoro de Sevilla – Martirologio). Su piel apoyada sobre un hombro es uno de sus atributos del santo, como se puede ver en esta escultura de la Catedral. Es obra de Marco d’Agrate y se remonta a 1562. Marco d’Agrate, sin duda, era un buen escultor, pero, sin duda, pecó de presunción cuando grabó en latín, sobre la base de la estatua, “No me esculpió Praxíteles , más Marco d’Agrate”.
Sugerencia: observándola desde la parte delantera no se puede apreciar la justa impresión patética que presenta. Asómense, en vez, del dado izquierdo de la estatua hasta percibir su visión lateral y no perderse la angustiosa presencia de la piel del rostro de San Bartolomé.

Gracias por intervenir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s