La milanesa, es decir la "cutuléta"

La milanesa

La estrella de los menús milaneses es un plato delicioso llamado milanesa, muy fácil de preparar.

Es una chuleta de ternera pasada en huevo batido, empanada y, por último, frita en mantequilla hasta que se vuelva crujiente. Se sala y se acompaña con rodajas de limón.

Existe un debate aún vivo en torno a la autoría de esta receta. Los austríacos, de hecho, argumentan que los milaneses han copiado de ellos. No hay pruebas, sin embargo, que puedan resolver el problema, aunque parece ser que el Mariscal Radezky la considerase un plato de los milaneses. También, Pedro Verri menciona “lombos cum panitio” en su “Historia de Milán”, refiriéndose a un manjar preparado para un almuerzo realizado, en Milán, en 1148.


Una cosa es cierta: si usted tiene la oportunidad de probarla, ¡se chupará los dedos!


Receta de la milanesa preparada como la hacen los milaneses.

Rebanadas de chuleta de ternera con el hueso

Huevos 

Pan rallado y harina 00 

Pimienta y mantequilla para freir

Rodajas de limón para servir

Vierta una taza de harina en un plato, una taza de pan rallado en otro plato y vuelva a batir los huevos en otro plato.

Comience por enharinar las rodajas de ternera, luego páselas en el huevo batido y finalmente en pan rallado, presionándolas bien. 

Derrita la mantequilla  en una sartén muy grande y caliéntela bien. Fría las chuletas milanesas unos minutos por cada lado hasta que estén doradas.

Escúrra  bien y séquelas con papel absorbente de cocina.

Servir las chuletas milanesas calientes acompañadas de rodajas de limón.

Se puede acompañar con una ensaladita verde, con tomates o con paltas fritas.

También es muy rica acompañada con puré de patatas.


Precisación

La milanesa al modo de los milaneses no es la misma cosa de la famosa «oreja de elefante«.

En la primera se usa la carne de ternera con el hueso y es alta más o menos como el hueso.

En el segundo caso, la carne puede ser de ser de bovino o de cerdo. Lo importante es que no tenga hueso y que se bata muy bien hasta que se reduzca a una lámina delgada.

A %d blogueros les gusta esto: