Los juegos del Teatro de la Scala

Teatro la Scala - Foto Deborah BallariniLos teatros del pasado no eran solamente lugares donde se podía ver la puesta en escena de espectáculos. El vestíbulo llamado también “foyer” (espacio donde los espectadores se entretienen), una vez hospedaba las mesas de juegos. Sí, de juego se habla y también más. Los juegos favoritos eran los naipes, los dados y la ruleta, pero había también juegos de mesa como la oca, el bingo y el “biribissi” (similar al bingo), los cuales se jugaban sobre tableros de madera, diseñados a propósito. Hay dos ejemplos de tableros de juego en el Museo del Teatro de la Scala. Son tableros muy refinados, pintados con exquisitas ilustraciones. Sobre uno de ellos se representa el juego de la “Torre Real”, con referencia a la figura femenina con corona torreada, estandarte tricolor y escudo Saboya (Italia después de la unificación), que es una especie de viaje alrededor del mundo a través de lejanas tierras, aludido por la presencia de animales exóticos, entremezclados con animales domésticos, característicos del viejo continente. Y he aquí que se destaca el león que se refiere a África, el mono para el sureste de Asia, el tigre para India, el loro para Brasil, mientras que el cocodrilo, representado sobre un promontorio rocoso,  se refiere a las cataratas de Iguazú. Por último, en las cuatro esquinas del tablero se encuentran, la tierra, la luna, el sol y las estrellas. El juego era una especie de lotería.

Una curiosidad: Alessandro Manzoni, famoso escritor italiano, en su juventud era un visitador frecuente del vestíbulo del Teatro de la Scala, hasta que un día fue regañado por Vincenzo Monti (poeta italiano); parece ser que a partir de ese momento Alessandro dejó de ir a las salas de juego.