Ecce Homo

Ecce HomoSu autor es Andrea Solario y se remonta a alrededor de 1505 a 1506 .
En esta tabla de 43 x 33 cm, se representa el busto de Cristo, de frente, con las muñecas atadas por una cuerda y la corona de espinas. La representación es muy real y fue realizada con suma precisión como por ejemplo la espina que atraviesa la ceja de Jesús, las lágrimas que fluyen por sus mejillas y la sangre que gotea sobre su frente. Además, al igual que en el relato evangélico, Jesús está representado con los emblemas con los cuales los soldados lo habían decorado para burlarse de él. Es decir, la corona de espinas, el manto púrpura y una caña como cetro. En el hombro y en el brazo desnudo se ven algunas de las heridas infligidas por sus verdugos. La mirada de Jesús hacia abajo invita a un momento de resignada meditación sobre su Pasión.
Es posible ver esta obra en el Museo Poldi Pezzoli de Milán.

Gracias por intervenir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s