Giuseppe Verdi en Busseto

Reatrato de Giuseppina Strepponi - visitas guiadas milan

Retrato Giuseppina Strepponi. Museo del Teatro La Scala Milán Foto de dominio Público tomada de Wikipedia

Quien es apasionado del grande compositor Giuseppe Verdi, no puede no visitar su ciudad natal, Busseto (nace precisamente en la fracción Roncole de Busseto), en provincia de Parma. Un lugar circundado por los campos verdes de la región Emilia-Romaña, donde el tiempo, como en una fotografía instantánea, congeló el paisaje de fines del siglo XIX. Pórticos antiguos creados por arcos costean la calle principal del centro histórico de Busseto. Un caminar antiguo a lo largo de tiendas particulares alternadas a restaurantes que ofrecen delicias para el paladar, apogeo de la cocina italiana: ravioles, queso parmesano, “Culatello” (jamón crudo especial). Un conjunto de sabores campesinos y refinados al mismo tiempo. Allí estudió música Verdi, ayudado por su suegro Antonio Barezzi y conoció su primera esposa, la hija de su benefactor, Margherita Barezzi que perdió en temprana edad junto con sus dos hijos Virginia e Icilio. Entonces la ciudad pertenecía al Ducado de Parma. Pero para estudiar y volverse el gran compositor que conocemos, tuvo que estudiar en Milán y frecuentar el Teatro La Scala. A Busseto  regresó y convivió varias veces en el Palacio Orlandi, con su segunda mujer la soprano Giuseppina Strepponi (mujer de mundo con hijos precedentes). Relación muy criticada  que provocó escándalo entre los habitantes de la ciudad a tal punto que  Verdi decidió comprarse la Villa en Sant’Agata de Villanova d’Arda en provincia de Plasencia (1848), cerca pero fuera de Busseto.

Casa Barezzi,  presente en el centro de la ciudad, es posible visitar y con ella deleitarse de los recuerdos y retratos que memoran el compositor. También es presente el Museo Nacional Giuseppe Verdi, museo multimedia de las obras del compositor.

Un teatro dedicado a él, el Teatro Giuseppe Verdi,  yace en la antigua fortaleza, que una vez era de la familia Pallavicino. El  compositor no puso jamás pie porque criticaba el derroche de lujo y riqueza o tal vez porque irritado por los chismes sobre él y su segunda mujer.

La imagen muestra el retrato de Giuseppina Strepponi que es posible ver en el Museo del Teatro La Scala en Milán.

Gracias por intervenir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s