Chica que escapa

Chica que escapaSe trata de  una obra de Michelangelo Pistoletto (exponente del Arte Pobre), que se remonta a 1970 y hoy se encuenta en el Museo del 900 (siglo XX). Es una superficie de acero (230 x120 cm) pulimentada como espejo en la que hay imprimida una imágen fotográfica impresa sobre papel de seda. La imagen muestra a una joven, o bien algunos detalles de la imagen de una joven, en el acto de huir del espejo. Cuando nos encontramos frente a esta obra hay dos maneras de interpretarla porque estamos en presencia de una paradoja visual. La primera es que si consideramos la obra un espejo sabemos que éste muestra todo el espacio hacia lo que está orientado. En ese espejo vemos a la chica que huye pero ella no se encuentra en los parajes entorno. Si tenemos en cuenta la obra como una pintura, en ella irrumpimos nosotros y nos transporta en un ambiente imaginario, dentro de la representación. Hay también dos tiempos: el inmutable y detenido de la imagen de la joven y el variable que refleja los cambios del mundo exterior. En esta obra, como en otras de Pistoletto, con  la chica que está de espadas y escapa,  quiere representar a una sociedad que está siempre deprisa y corriendo, con la mirada distraída y dirigida  hacia otros lugares. Y eso nos hace pensar…

Gracias por intervenir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s