Misión Imposible a la manera italiana: señas de identidad ¡inalcanzables!

Estamos en el cuarto día de las “Cinco Jornadas de Milán”. Los austríacos tienen atrapados a los insurrectos milaneses dentro de las murallas de la ciudad, bloqueando las puertas  por donde se reciben los suministros necesarios a las ciudades ocupadas, con la esperanza de seguir manteniendo la sublevación dentro de las paredes y así desmoralizar el espíritu de los rebeldes.  Es imprescindible que los milaneses comuniquen con grupos de la población que viven fuera de las murallas. Stoppani Antonio resuelve el problema de comunicación construyendo pequeños globos aerostáticos de papel que pueden elevarse en el cielo gracias a un pequeño quemador, que consuma paja y lana.  Con estos medios envía billetes para alcanzar a los rebeldes de las campañas incitando a la gente a interrumpir el suministro a los austríacos y a luchar contra el enemigo común. Los austríacos, al ver los globos alzarse hacia el cielo, tratan de derribarlos con disparos de fusil, pero los billetes de Stoppani siguen volando sin perturbaciones y alcanzan su destino. Misión cumplida.

Gracias por intervenir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s